Impago de pensiones

En la resolución judicial que establece la nulidad, divorcio o separación de un matrimonio es habitual que alguno de los cónyuges se vea obligado al pago de pensiones bien de alimentos como consecuencia de la existencia de hijos fruto del matrimonio cuya guarda y custodia recae en el otro cónyuge o compensatorias porque como resultado de tal resolución uno de los cónyuges pasa a estar bajo una situación de desequilibrio en relación con la que existía durante el matrimonio.

Es posible que se dé el supuesto de que esas obligaciones no sean cumplidas por el cónyuge deudor voluntariamente y por lo tanto el cónyuge afectado puede solicitar el pago de esas cantidades debidas.
Para ello se hace necesario solicitar ante el juez que acordó la separación, nulidad o divorcio matrimonial los importes atrasados por estos conceptos en un escrito en el que se detalle las cantidades y conceptos devengados.

El juez en atención a las alegaciones y pruebas del procedimiento deberá instar, en su caso, el pago por parte del cónyuge obligado de las cantidades correspondientes si bien, si sigue dándose un incumplimiento por su parte, cabe la imposición de multas, incluso el embargo de bienes, por parte del juez.  

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE