¿Divorcio o separación?, conoce todas las diferencias

La separación y el divorcio tienen los mismos efectos pero tan sólo el divorcio disuelve el vínculo matrimonial, permitiendo así la celebración de un nuevo matrimonio.

Toda persona puede separarse o divorciarse transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. Únicamente en el caso de que exista riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos e hijas de ambos o de cualquiera de ellos es posible solicitar la separación o el divorcio con anterioridad al transcurso de dicho plazo.

De lo expuesto se deduce que podrá decretarse judicialmente la separación o el divorcio sin que medie causa alguna, pudiendo cualquiera de los cónyuges iniciar el procedimiento de separación o de divorcio con o sin consentimiento del otro.

En este tipo de procesos las partes deberán estar asistidas por abogado y procurador, pudiendo acudir también a la asistencia jurídica gratuita siempre que se acredite insuficiencia económica.
 

¿Sobre qué Juzgado recaerá la competencia para tramitar la separación o el divorcio?
Sobre el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio del matrimonio o el de residencia de la persona demandada a elección de la persona que demanda la separación o el divorcio.

En caso de que nos encontremos ante una separación o divorcio de mutuo acuerdo, los cónyuges tienen la obligación de firmar un Convenio Regulador que regule, como mínimo, la patria potestad, la guarda y custodia de hijos e hijas menores, el régimen de visitas y vacaciones con el progenitor o progenitora no custodio, la pensión de alimentos, el uso del domicilio conyugal, y en su caso, la pensión compensatoria del cónyuge.

¿Y si los cónyuges no llegan a ningún acuerdo?
En este tipo de supuestos, será el Juzgado competente el que decida acerca de los mencionados extremos. Además, podemos encontrarnos con el hecho de que no haya menores, pero sí hijos mayores de edad que dependan económicamente de los padres y que convivan en el domicilio familiar, en cuyo caso deberá fijarse una pensión de alimentos.

¿De qué dependerá dicha pensión?
De los ingresos de quien esté obligado a pagarla y de las necesidades de quien la recibe.

¿Y qué ocurrirá con el domicilio conyugal cuando no exista descendencia?
Que el Juzgado otorgará el uso del mismo a aquel cónyuge cuyo interés, una vez atendidas las circunstancias, fuera el más necesitado de protección.

Por último, aquel cónyuge que tras la separación o el divorcio sufra un desequilibrio económico, como consecuencia del mismo, en relación a la posición del otro, podrá solicitar al Juzgado una pensión compensatoria, que podrá ser temporal o indefinida o una prestación única, de manera que quede establecida en la sentencia. Por otra parte, será también el Juzgado, el encargado de establecer la revalorización de todas aquellas pensiones que hayan sido acordadas en la sentencia.

Por último, cabe recordar que la sentencia de separación y divorcio disuelve el régimen económico del matrimonio, debiendo seguidamente inscribirse en el Registro Civil.

Para ampliar la información que le acabamos de proporcionar puede acceder a la página web del instituto de la mujer, dependiente del ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad (http://www.inmujer.gob.es/conoceDerechos/preguntas/separacion.htm), o pasarse directamente por nuestro despacho en Madrid, para que nuestro equipo de abogados pueda asesorarle como se merece, así como resolver todas sus dudas.

0 comentarios:


Safe Creative #1503300170958

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información