» DIVORCIOS ANTE NOTARIO » DIVORCIO EXPRESS » DIVORCIO MUTUO ACUERDO
» DIVORCIO CONTENCIOSO » DIVORCIOS EXTRANJEROS » DIVORCIO POR PODERES
» NULIDAD MATRIMONIAL » CUSTODIA DE HIJOS » ¿SEPARACIÓN O DIVORCIO?
  • Abogados de divorcios en Madrid

    En nuestro despacho disponemos de abogados que podrán proponer planes económicos y rápidos para divorcios express, así como letrados especialistas en divorcios contenciosos.

  • Divorcio express

    Nuestros abogados de familia en Madrid también están especializados en divorcios express. Este tipo de actuaciones legales agilizan los trámites para beneficio de ambas partes.

  • Divorcios contenciosos

    A veces no es posible llegar a un acuerdo de divorcio amistoso, de manera que abogados matrimonialistas deben hacer presencia para que las partes no resulten perjudicadas.

SVC Divorcios en Madrid

Las crisis en las parejas o matrimonios pueden ocasionar distintos daños, pero en lo que al ámbito legal se refiere, estos deben ser minimizados mediante abogados matrimonialistas con experiencia y especialización en los distintos aspectos que afectan a los procesos de divorcio.


En el despacho de SVC Abogados, contamos con abogados especialistas en divorcios le harán ver las diferencias (económicas, de tiempo…) entre los divorcios express, los divorcios amistosos, mediados, contenciosos, y las distintas particularidades de situaciones como nulidades matrimoniales o custodia de hijos y, por supuesto, llevarán a cabo actuaciones rápidas y eficaces para que Vd. obtenga pronto el trámite que desea.

Entre en contacto con nosotros y, sin ningún compromiso, infórmese sobre los servicios en Madrid de nuestros abogados matrimonialistas y de familia.

Servicios profesionales

Hallar los servicios de abogados de divorcios en Madrid de garantía, que proporcionen precios asequibles y que ofrezcan un trato personalizado en toda clase de situaciones, está al alcance de quien desee contactar con nosotros.




Representamos a hombres o mujeres que desean dar el paso de divorciarse mediante divorcios express, divorcios amistosos, divorcios contenciosos… También intervenimos judicialmente para que nuestros clientes obtengan los mejores beneficios en cuanto al reparto de bienes y otras cuestiones relativas a bienes materiales.

En cuanto al cuidado, custodia y guarda de hijos, nuestros abogados especialistas le brindarán las mejores posibilidades de asistencia legal y toda la información para que la situación le sea propicia, o dé un vuelco a su favor y en beneficio de sus seres queridos.

    Abogados matrimonialistas

    Si la situación con su pareja no puede arreglarse, recurra a los servicios de abogados matrimonialistas especializados en todos los ámbitos de estos complejos procesos.

    Disponemos de abogados que podrán proponer planes económicos y rápidos para divorcios express, así como letrados especialistas en divorcios contenciosos, en los que las partes deben disponer de un abogado cada una.



    Este tipo de procesos son más costosos y se precisa más tiempo para ultimar todos los detalles de los procedimientos legales. Entre en contacto con abogados matrimonialistas en Madrid confiables, con experiencia y que le informen sin compromiso de precios, alternativas y, en todo momento, le aconsejen para su beneficio y tranquilidad.

    Divorcio Express

    Nuestros abogados también están especializados en divorcios express. Este tipo de actuaciones legales agilizan los trámites para beneficio de ambas partes.


    Dos de las principales ventajas del divorcio express son el precio del proceso y el tiempo de espera hasta que los trámites se llevan a cabo. Para la obtención de este tipo de divorcio rápido se necesita la contratación de un abogado y un procurador, además de que las dos partes estén de acuerdo.

    Una ruptura matrimonial en la que una de las partes no está de acuerdo no es posible realizarse de esta manera, pero el beneficio evidente para las dos partes puede hacer que el componente más reticente de la pareja entre en razón al verse en la posibilidad de ahorrar gastos y tiempo.

    ¿Cómo afecta la edad en el divorcio?

    ¿Qué efecto podía tener la edad al matrimonio en un divorcio? En un estudio, se calculó la edad media a la nupcialidad por cohorte de matrimonio y también por generación de nacimiento y sexo, distinguiendo dos grupos: los matrimonios que habían sufrido una ruptura y aquellos otros que no la habían sufrido. Los resultados confirmaron las pautas que se habían observado en otros países europeos y en los Estados Unidos: en todas las promociones matrimoniales observadas, la proporción de matrimonios tempranos entre aquellos que habían experimentado un divorcio era mucho mayor que entre el grupo de matrimonios de la misma promoción y a la misma duración que no habían sufrido tal ruptura.

    Otra de las características de la unión determinante de la entrada en una ruptura de la unión señalada en estudios especializados del divorcio, la diferencia de edad entre los cónyuges, también mereció un estudio particular. Se pudo comprobar que entre las uniones que habían sufrido una ruptura, las uniones que más se alejaban de la norma, en relación a la patriarcal y tradicional diferencia de edad entre los cónyuges, estaban más sobrerrepresentadas que entre el grupo de uniones que no habían experimentado ruptura. El cálculo de las proporciones de uniones sobrevivientes a una ruptura en diferentes promociones de la unión, a diferentes duraciones y para los sexos confirmaron estos resultados.

    Si bien el tipo de unión (matrimonial o consensual) es otra de las variables comunes que aparece, en los estudios recientes de divorcio, como discriminatoria de diferentes probabilidades de que una unión acabe en ruptura, no se incluyó en el modelo de la regresión logística, aunque sí se analizaron sus efectos por medio de las tablas de vida. Como puede comprobarse, la mayor inestabilidad de las uniones consensuales en relación a las matrimoniales es patente en ambas promociones y en todas las duraciones. Además, las diferencias parecen incrementarse no sólo con la duración de la unión, sino conforme es más reciente la cohorte de la unión.

    Capacidad para contraer matrimonio

    Para casarse, además de la voluntad, hay que tener capacidad para prestar el consentimiento matrimonial. En el Código Civil se establecen una serie de impedimentos:
    • Menores de edad no emancipados.
    • Los que estén unidos con vínculo matrimonial; la separación suspende el vínculo, pero están unidos con vínculo matrimonial, por lo que no podrían casarse de nuevo, como ocurre con los casados.
    • Los parientes en línea recta por consanguinidad o adopción (padres, hijos, etc.)
    • Los familiares colaterales por consanguinidad hasta tercer grado (hermanos, tíos, sobrinos, etc.)
    • Los condenados como autores o cómplices de la muerte dolosa de cualquiera de ellos, lo que se denomina conyugicidio.
    Por último, se debe decir que hay una serie de impedimentos que pueden dispensarse por el Juez, tal y como dice el artículo 48 del Código civil: El Ministro de Justicia puede dispensar, a instancia de parte, el impedimento de muerte dolosa del cónyuge anterior. El Juez de Primera Instancia podrá dispensar, con justa causa y a instancia de parte, los impedimentos del grado tercero entre colaterales y de edad a partir de los catorce años. En los expedientes de dispensa de edad deberán ser oídos el menor y sus padres o guardadores. La dispensa ulterior convalida, desde su celebración, el matrimonio cuya nulidad no haya sido instada judicialmente por alguna de las partes.

    Si en estas situaciones con impedimentos dispensables, no se pide la dispensa y se contrae matrimonio, se convalidará la nulidad cuando lo pida alguna de las partes. En cambio, no cabe la dispensa cuando existe otro vínculo matrimonial, cuando son parientes en línea recta, o cuando son parientes colaterales consanguíneos de segundo grado.

    Si desea recibir asesoramiento para celebrar su matrimonio dentro del marco legal, no dude en visitar sin compromiso nuestro despacho de abogados en Madrid. Le explicaremos paso a paso sus dudas y resolveremos los problemas que puedan surgir a lo largo del proceso.

    ¿Quién denuncia el impago de una pensión?

    Si entramos a analizar jurisprudencia acerca de sentencias de divorcio, encontramos una que aprecia la falta de legitimación para denunciar de progenitor del que era menor cuando se estableció la pensión alimenticia tras el divorcio, pero que ya había alcanzado la mayoría de edad cuando se denunciaron los hechos, a pesar de seguir conviviendo en el mismo domicilio. Esto suele ocurrir cuando la parte obligada al pago no pasa la pensión, el hijo ha cumplido 18 años recientemente, y no queda claro quién está legitimado para qué. Para resolver la duda, nuestros abogados expertos en divorcios se lo explican.

    Esta decisión se toma por una interpretación restrictiva del Código Penal que llega a la conclusión de que, en los supuestos en que el hijo a cuyo favor se estableció la pensión ha alcanzado los 18 años, tan solo él ostenta la legitimación activa para denunciar penalmente por abandono familiar. La extensión de la consideración de persona agraviada que da la ley, a otra diferente, es contraria al reo y, aunque en el ámbito civil el abandono familiar perjudica al progenitor que convive con el hijo sin recursos propios, puede demandar al otro por impago de alimentos al hijo, no cabe ampliar la naturaleza del concepto de persona agraviada al de perjudicada, algo que sería contrario al derecho penal, por interpretarse extensivamente en contra del reo. Así que no tiene fundamento legal.

    Por este motivo, en la sentencia se considera que la madre del hijo mayor de edad no suple la inactividad procesal de éste, y es por ello que, a falta de denuncia de ese hijo que tiene la plenitud de sus derechos civiles, subsiste el impedimento procesal que exige la ley para perseguir un posible delito de abandono de familia, en la modalidad de impago de pensiones.

    Como este, existen otros muchos casos que pueden darse tras un divorcio. Si quiere estar seguro de poder afrontarlos todos con todas las garantías jurídicas, no dude en visitar nuestro despacho de abogados en Madrid. Trabajamos a diario con el derecho de familia, y sabremos cómo afrontar este, o cualquier otro caso que nos plantee.

    La casa familiar tras el divorcio

    Cuando una pareja se divorcia, una de los mayores problemas surge a la hora de determinar quién se queda con la vivienda familiar. ¿Cuáles son las pautas a seguir? ¿Cómo se toma la decisión final si no se consigue llegar a un acuerdo? Es recomendable contar con la ayuda de un abogado para evitar discusiones mayores. Si contacta con nuestro despacho de Madrid, le explicaremos con más detalle cómo proceder en las situaciones que exponemos a continuacion:
    • Si existen hijos sujetos a la patria potestad, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden. Es decir, quien tenga atribuida la custodia de los hijos, se queda con la casa también.
    • Cuando los hijos comunes de los cónyuges quedan repartidos en cuanto a su guarda y cuidado entre sus dos padres, se confía al juez la decisión que considere más conveniente sobre el uso de la vivienda familiar y su dotación mobiliaria. Se estudiará la situación particular de cada uno, y se otorgará la vivienda a quien más la necesite.
    • En el caso de que no existan hijos del matrimonio, el juez podrá conceder el uso de la vivienda familiar y del ajuar de la misma, por el tiempo que prudencialmente se fije, al cónyuge, que aunque no sea el titular de la vivienda, lo necesite más. Esto significa que se quedará en la casa el cónyuge cuyas circunstancias lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.
    Como habrá podido ver, la decisión vela siempre por el interés de la parte que va a quedar más desprotegida, de manera a equilibrar lo máximo posible la situación. Nosotros le recomendamos que se ponga en manos de un buen abogado para tratar su divorcio. Se trata de temas sensibles que, por desconocimiento de las leyes, pueden acabar muy mal, pudiéndose haber evitado. Venga a visitar nuestro despacho en Madrid, somos expertos en derecho de familia, y podremos ayudarle con su proceso.

    ¿Divorcio o separación?, conoce todas las diferencias

    La separación y el divorcio tienen los mismos efectos pero tan sólo el divorcio disuelve el vínculo matrimonial, permitiendo así la celebración de un nuevo matrimonio.

    Toda persona puede separarse o divorciarse transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. Únicamente en el caso de que exista riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos e hijas de ambos o de cualquiera de ellos es posible solicitar la separación o el divorcio con anterioridad al transcurso de dicho plazo.

    De lo expuesto se deduce que podrá decretarse judicialmente la separación o el divorcio sin que medie causa alguna, pudiendo cualquiera de los cónyuges iniciar el procedimiento de separación o de divorcio con o sin consentimiento del otro.

    En este tipo de procesos las partes deberán estar asistidas por abogado y procurador, pudiendo acudir también a la asistencia jurídica gratuita siempre que se acredite insuficiencia económica.
     

    ¿Sobre qué Juzgado recaerá la competencia para tramitar la separación o el divorcio?
    Sobre el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio del matrimonio o el de residencia de la persona demandada a elección de la persona que demanda la separación o el divorcio.

    En caso de que nos encontremos ante una separación o divorcio de mutuo acuerdo, los cónyuges tienen la obligación de firmar un Convenio Regulador que regule, como mínimo, la patria potestad, la guarda y custodia de hijos e hijas menores, el régimen de visitas y vacaciones con el progenitor o progenitora no custodio, la pensión de alimentos, el uso del domicilio conyugal, y en su caso, la pensión compensatoria del cónyuge.

    ¿Y si los cónyuges no llegan a ningún acuerdo?
    En este tipo de supuestos, será el Juzgado competente el que decida acerca de los mencionados extremos. Además, podemos encontrarnos con el hecho de que no haya menores, pero sí hijos mayores de edad que dependan económicamente de los padres y que convivan en el domicilio familiar, en cuyo caso deberá fijarse una pensión de alimentos.

    ¿De qué dependerá dicha pensión?
    De los ingresos de quien esté obligado a pagarla y de las necesidades de quien la recibe.

    ¿Y qué ocurrirá con el domicilio conyugal cuando no exista descendencia?
    Que el Juzgado otorgará el uso del mismo a aquel cónyuge cuyo interés, una vez atendidas las circunstancias, fuera el más necesitado de protección.

    Por último, aquel cónyuge que tras la separación o el divorcio sufra un desequilibrio económico, como consecuencia del mismo, en relación a la posición del otro, podrá solicitar al Juzgado una pensión compensatoria, que podrá ser temporal o indefinida o una prestación única, de manera que quede establecida en la sentencia. Por otra parte, será también el Juzgado, el encargado de establecer la revalorización de todas aquellas pensiones que hayan sido acordadas en la sentencia.

    Por último, cabe recordar que la sentencia de separación y divorcio disuelve el régimen económico del matrimonio, debiendo seguidamente inscribirse en el Registro Civil.

    Para ampliar la información que le acabamos de proporcionar puede acceder a la página web del instituto de la mujer, dependiente del ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad (http://www.inmujer.gob.es/conoceDerechos/preguntas/separacion.htm), o pasarse directamente por nuestro despacho en Madrid, para que nuestro equipo de abogados pueda asesorarle como se merece, así como resolver todas sus dudas.

    Los divorcios en la actualidad

    Los divorcios en la actualidad
    Hoy en día en España el divorcio es, sobre el papel, un trámite ágil y sencillo. Sin embargo, tan solo solo han pasado 10 años desde que se legalizó su versión exprés.

    Esa reforma trajo consigo la reducción de los plazos (ya que desde entonces solo hace falta esperar tres meses para poder divorciarse tras haber contraído matrimonio, sin necesidad de pasar previamente por la separación) y de los costes (puesto que si se solicita de mutuo acuerdo no es necesario comenzar un proceso ante los tribunales, ni contratar dos abogados y dos procuradores).

    En otros países la disolución del matrimonio sigue siendo un auténtico vía crucis, sobre todo cuando se es mujer. Incluso hay dos Estados en los que el divorcio no existe: Filipinas y el Vaticano. En este último, solo la nulidad matrimonial puede acabar con el vínculo.

    El mapa del divorcio publicado en 2014 por la revista online estadounidense Business Insider, basado en cifras de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), reflejaba que, a este respecto, el globo está igual de mal repartido que para todo lo demás.

    Según dicho mapa, Europa es el continente más divorciado del planeta, con Bélgica liderando los índices con un 71%, mientras que España se sitúa entre los cinco primeros países, alcanzando un 61%.

    Chile es la nación donde menos divorcios se registran, apenas un 3%, seguida de Vietnam con un 4% y Libia con un 5%.

    Quedan fuera del mapa países de los que no se tienen registros, lo que, en la práctica, se traduce en que en ellos no está normalizado. Esto sucede, sobre todo, en las naciones árabes, africanas y del Sudeste asiático.

    Safe Creative #1503300170958

    AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


    Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información